domingo, 26 de abril de 2009

Aline Bruzas - Pintora

Nací en una ciudad portuaria, Berisso, (a 70 Km. de Buenos Aires).Mis padres fueron inmigrantes lituanos que se establecieron allí, como tantos otros, en busca de trabajo y mejores oportunidades, ya que en esa ciudad había dos grandes frigoríficos de carne, los cuales empleaban a cientos de personas, la mayoría eran inmigrantes de todas partes del mundo.
Mi infancia, a pesar de algunas necesidades, fue muy feliz. Mamá, era una excelente dibujante, se había recibido de maestra en su país natal, y fue ella precisamente la que hizo que naciera en mi ese amor por el dibujo. Recuerdo que se quedaba hasta muy tarde siempre ayudándome en las tareas escolares, y principalmente me daba instrucciones en cuanto a lo que dibujaba. Papel que caía en mis manos, allí estaba yo creando, copiando un paisaje, o inventando formas.
Estudié magisterio y allí siempre demostré ser una excelente alumna en mis materias de dibujo. Luego ingresé a la Universidad, pero en algo totalmente distinto. Comencé la carrera de Geología en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata, carrera que me quedó inconclusa y que fue una asignatura pendiente en mi vida. Siempre amé la naturaleza, las montañas, me gustaba vivir entre piedras que iba recogiendo en distintos lugares.
Pero mi espíritu inquieto, hizo que continuara estudiando, haciendo cursos de marketing, trabaje con grupos de Calidad Total en una empresa, en la parte de relaciones humanas y protocolo, algo distinto, pero que me trajo también muchas satisfacciones.
Después de algunos años, en los cuales me casé, tuve mis hijos, realicé cursos de pinturas en porcelana, pintura de telas, batick., es decir, de alguna manera seguía ligada a la pintura. Hasta que hace no muchos años, un buen día, decidí que tenía que retomar con todo el arte, la pintura, y así lo hice. Comencé a estudiar en el Taller Manchas de la artista plástica Elsa Cuccaro, y a la cual debo agradecerle todo lo que aprendí.
Y esa asignatura pendiente de no haber terminado mi carrera de Geología, me permitió llevar ese amor por la naturaleza a mi parte creadora y es así como nació mi serie de pinturas “Cuevas y Universo”.Me encanta trabajar con texturas, mezclar elementos, trabajo con enduídos, arena de mar, caracoles marinos, látex acrílicos y voy reproduciendo de alguna manera esas piedras y rocas, que tanto me gustaba recoger de las montañas.
Pero aún me falta mucho más por hacer, por crear, y hacia allí voy. Nunca es tarde para hacer lo que a uno le gusta, es así, que también me he dedicado a escribir, teniendo varias poesías y cuentos, algunos de los cuales he publicado en estas páginas de amigos.
Mis sueños están intactos, voy tras de ellos, algunos les pongo colores, otros letras, pero jamás dejaré de soñar, eso me da alas y me permite ver la vida de una manera especial.

4 comentarios:

  1. Qué ricas vivencias para un ser tan sensible, que toma su fuerza de la creencia en los sueños y le motiva a crear esas abstracciones mágicas. Me gusta tu manera de poner colores y letras a la vida.
    Felicidades.
    Un fuerte abrazo, AdelA

    ResponderEliminar
  2. Tan sensible la mujer, tan sensibles sus obras, Emocionante!!!
    Felicidades.
    Un cariño.
    Virginia Palomeque

    ResponderEliminar
  3. Querida Aline ,es maravilloso como cuentas las cosas, que hasta cotidianas parecen cinematográficas.Sabés que tenemos antepasados del mismo país ,la única que conocí en mi vida (por ahora en forma virtual).
    Te deseo muchos éxitos en todo lo que emprendas ya que talento tienes y tus ojos exploran el mundo mostrándolo al que te lee o ve una obra tuya .
    mi cariño
    Clau

    ResponderEliminar