domingo, 21 de marzo de 2010

Manuel Parra Bernabeu

Nací en Oliva, provincia de Valencia, pero desde hace muchos años mi residencia esta en Oropesa del Mar (Castellón). Mis comienzos son de forma autodidacta, en 2003 decido entrar en el Taller de la artista Maite Benet, para perfeccionar dibujo y pintura, cinco años es el tiempo que dedico para aprender y ha partir de 2008 empiezo una nueva etapa de creatividad personal, sin dejar de aprender y descubrir, pienso que es una necesidad que continua a lo largo de la vida, convirtiéndose en una pasión y un amor que nace desde lo más hondo de tu ser.
Pienso que para expresar todo tu interior a través del arte sería necesario más de una vida. La expresividad no tiene fronteras, no es algo que podamos plasmar en un sólo lienzo, por eso se convierte en una continua búsqueda y en un continuo descubrimiento, que evoluciona continuamente hacia la mirada cada vez más cercana del alma, pienso que , cuando más nos acercamos a esa esencia, descubrimos que no existen límites y que el proceso creativo puede ser una experiencia maravillosa e inagotable.
Desde muy pequeño sentí el amor que me proporcionaba mi familia, crecí en un entorno extraordinario, por su belleza y sencillez, un verdadero paraíso, entre ríos, humedales, vegetación y animales, siempre he sido curioso y ese entorno me proporcionó mucho.
Algunos de mis familiares se han dedicado y se dedican a la pintura, restauración, decoración, etc , aunque eso no influiría para nada en que yo terminase amando el arte y la cultura en general, ya que ellos vivían lejos y no había un contacto físico, ni continuo, para que ejercieran en mí cierta pasión, nunca les escuché hablar de su trabajo ni aficiones, hasta que fui consciente con el tiempo.
Desde muy joven sentí la necesidad de expresarme, he subido en muchas ocasiones, siendo joven, a los escenarios, dónde he disfrutado de la interpretación en varias obras teatrales.
Me gusta escribir, me gusta leer. El arte siempre me ha cautivado, en un principio como estudio, después con los años, debido a un derrumbamiento total de mi interior, por exceso de trabajo, preocupaciones y errores, tuve la oportunidad de disfrutar de un año sabático, en el que me apunté al taller de pintura, desde ese momento y hasta la fecha, no he podido parar, sigo estudiando, aprendiendo, pienso que no abandonas nunca el aprendizaje, pues te descubres a cada paso, en cada obra.

6 comentarios:

  1. Manu..ha sido un placer..conocerte un poco màs...gracias por ser asì...:)))

    ResponderEliminar
  2. La expresividad no tiene fronteras..tal cual!! te felicito por tu creatividad por compartir tu historia de vida.

    ResponderEliminar
  3. Te felicito Manuel, eres todo un artista, continua así, tú arte no tiene fronteras

    ResponderEliminar
  4. Gracias a tí, Mayte!! el placer es mío de haberte conocido y poder disfrutar de tu arte y tu amistad.
    Nancy, Marisa, muchas gracias, os mando un enorme abrazo!!.

    ResponderEliminar
  5. Ya conociamos la enorme sensibilidad de Manuel Parra a través de su maravillosa obra. Ahora tambén sabemos que es una persona de gran corazón!
    Felicitaciones Mayte por acercarnos siempre artistas de enorme calidad!!!
    Virginia Palomeque

    ResponderEliminar