viernes, 7 de enero de 2011

Alfonso Gómez Rico

 “En lugar de un Currículo  prefiero una semblanza ya que no lleno muchos requisitos de cultura de cualquier índole o estudios que ameriten hacerlo. Quizás sé por eso que de escritor no tengo nada solo las ganas y el amor a las letras…
      Apenas si llegue a terminar la secundaria dentro de la cual repetí años y desde luego reprobé varias materias a las cuales odiaba con toda el alma,  por eso no me gustaría mencionarlas. Respecto a lo que es familia quedé huérfano de padre enseguida de dar a luz mi madre, yo llegaba y al par de meses él partía sin saberlo yo al más allá, pero seré sincero con ustedes aún le lloro y siento como si estuviera siempre junto conmigo.
     Mi madre me tuvo a los diez y siete años, toda una pebeta, linda como muchas otras pueblerinas de Michoacán que conocen al muchacho muy macho y valiente portando pistola al cinto usando sombrero de ala ancha y botas charras. Ya más de alguno de ustedes habrá visto películas del cine azteca. De esas de balazos y elegantes charros con briosos caballos pura sangre especialmente cruzados para efectuar las suertes charras, el jaripeo al estilo del viejo oeste, pero con más sabor de fiesta de provincia. Al rodeo le falta el sabor de la música del mariachi y otras cosas más, por ejemplo el tequila.
     Disculpen la “desviada”  ya volví a retomar el camino por donde andaba, decía que mamá además de guapa era muy trabajadora, lo hacía en unos laboratorios de una señora de origen polaco con quien logró alta estima pero bajo sueldo para mantener a su amado bebe; ambos vivían con los padres de ella (mis abuelos) y sus hermanos y hermanas, (tíos) en total fueron ocho.
     Tuve una infancia muy dura máximo cuando la bella Mercedes, (mamá) se casa con un señor licenciado cuando yo tenía once años. Antes aguantó viuda, para mí fue el primer golpe, ese hombre me iba a robar el cariño y la atención de mi madre. Tanto me dolió que ni siquiera quise ir a su boda.  Y lo de siempre, nunca se lleva uno bien con los padrastros y eso como que me quitó todo deseo de ser un hombre de provecho, amante del dinero y de la vida cómoda, como se dice, un burgués.  Como me sentiría que a esa edad y hasta los catorce años me hacía pipí en la cama.  Me llevaron con doctores, sicólogos, siquiatras, y nada podía hacer, pero yo sabía que era emocional mi problema. Muchos chicos @ en esas mismas circunstancias saben de que les hablo.
      Por fortuna Dios se ocupó de mí y si no estudiaba, pues a trabajar. Primero quería ser artista de cine y terminé en locutor de T.V. eso sería a los veinte años, muy inexperto, bisoño, pero me defendía de los lobos, modestia aparte, con lo bien parecido y la voz con la cual me dotó el Señor y creo que también mi difunto padre. Así que por ese lado me fui; en ese medio estuve cerca de diez años, fue cuando me entró el ardor amoroso, junté dinerito y ¡zas! que me caso a los veintiséis años, todo un pollo inexperto y virgen, bueno a medias, los hombres somos más mañosos o éramos más mañosos que el sexo opuesto. (Hablo del de faldas, no de los otros, del tercer sexo)
      De locutor salté a las relaciones públicas trabajando en una financiera, de ahí puse una agencia de publicidad ya que conocía todos los medios de comunicación. En aquel entonces no existía la carrera, no me iba nada mal hasta que se me atravesaron unas hermosas piernas, bueno ahí al principio tampoco me fue mal, todo lo veía color de rosa hasta que mi mujercita se enteró de mis aventuras y por poco me divorcio, cosa que ella nunca aceptaría por que mientras que la otra era una cocot refinada, ella era una auténtica señorona del hogar dispuesta a luchar por sus hijos y por mí, ya que me dio cuerda pero nunca me la soltó y me la fue jalando poco a poco hasta que senté cabeza como todo buen cristiano.   
     Manejé un restaurante de queso, pan y vino, muy estilo español, para dar el salto de garrocha, pértiga, a una fábrica de válvulas y conexiones para la industria y el hogar, en donde duré laborando cerca de veinte años; ahí era el gerente de relaciones. Fue ahí en donde le tomé de verdad amor a las letras ya que editaba la revista del grupo industrial; éramos una compañía con siete fábricas. Nunca he estado tan feliz y contento como en aquella época, tenía buenos patrones, me estimaban, me daban coche nuevo cada dos años, gastos de representación, etc.
     Pero no todo dura en esta modernidad globalizada, la culpa fue de los chinos, condenados chinos de la China a donde se han ido miles de empresas a elaborar sus productos por lo barato de la mano de obra. Eso sucedió cuando el fundador del grupo falleció. Fue cuando la nueva generación de su familia nos liquidó a todos, éramos cerca de dos mil quinientos entre obreros y empleados de confianza transformándose en comercializadora, cómodamente sin tantos problemas y los chinos felices; unas fábricas más en su haber…
     En la actualidad soy promotor de un negocio de radiología y ahí la llevo pianpianito. Solo quedamos dos en casa, mi esposa y yo, los hijos todos casados, prósperos, dándonos ya nueve nietos viniendo una bebita en camino llamada Abril a la cual la tendré en los brazos en dos meses más.
     Como podrán haber leído soy como lo son millones de seres humanos, con más defectos que virtudes pero con muchos amigos que creo me estiman y quieren. Al menos es lo que pienso espero no estar equivocado. Disculpen el que no de nombres pero ustedes saben bien a quienes me refiero en esta pantalla, en esta modalidad en que la electrónica ha dejado su huella. Para ser sincero no sé cuantos pocos años me queden de vida ni tampoco me interesa saberlo, solo sé que nadie deja de cruzar esa raya negra que para muchos es la muerte y para otros es la Gloria.
     Muy agradecido por sus atenciones y desde luego por la invitación de la gran dama que es Adela Casado quien me da la oportunidad de presentar mi semblanza sintiéndome todo un hombre importante extraído del anonimato cosa que con nada se paga solo con gratitud y cariño el cual pongo en sus manos y corazón. Dios la bendiga dándole más satisfacciones y felicidad, de eso estoy seguro que así será."     


    http://sensibilizarte.ning.com/profile/AlfonsoGomezRico            

... algo más sobre Alfonso Gómez Rico

  • Nombre: Alfonso Gómez Rico
  • Nacionalidad: Mexicano
  • Disciplina artística: Letras
  • Materiales o técnicas que utilizas: computadora
  • ¿Cómo te definirías como escritor? Más bien medio escritor y medio, no llego alturas
  • ¿En qué movimiento te reconoces?  En novelas, cuentos, poemas
  • ¿Qué intentas transmitir como escritor?  Realidades, sentimientos, amores, etc.
  • ¿Crees que el arte ha contribuido o contribuye a mejorar el mundo o sólo lo plasma? Sí contribuye, ya que sin el arte no se conocería la obra del hombre, solo la de la naturaleza.
  • ¿Sientes que el artista es la mirada del mundo? No necesariamente, depende que tipo de artista, del género que domine. Hay para todos los gustos.
  • ¿Opinas que el artista es una mezcla de inteligencia, imaginación y sensibilidad (incluye, si quieres algo más)?  Sentimientos, creencias, fe, etc.
  • ¿Qué crees que motiva a un escritor? Comunicarse, expresar sus sentimientos, ideas, creencias, en muchas ocasiones busca la fama. Ser famoso, reconocido.
  • ¿Qué sientes al crear? Orgullo, pasión, ensueños, trabajo, crear interés, darse a conocer, salir del anonimato.
  • Tres escritores que te hayan influido: Julio Verne, Juan Rulfo, Blasco Ibáñez
  • Un color, un sabor, un tacto, un olor, un sonido: Dentro de las letras hay desde lo negro, rojo, a verde. Se toca a personas reales, irreales, se viaja, se transforma, se vuela, se hace el amor, se juega con la fantasía o historias pasadas.
  • Tres escritores, tres músicos, tres películas: Escritores: San Pablo, Zorrilla, Blasco Ibáñez; músicos: Vivaldi, Verdi, Mozart; películas: Al este del paraíso, Un tranvía llamado deseo, Rebelde sin causa.
  • Un país o ciudad que te gustaría conocer. España toda, nuestros orígenes.
  • ¿Qué te emociona?  El que otros triunfen, los grandes amores, la fe en Dios
  • Un recuerdo imborrable: La orfandad del padre
  • ¿Cuáles son los motores o prioridades de tu vida? El espíritu arriba de lo material, el bienestar de los seres queridos, el conocerse a uno mismo, la comprensión a los demás.
  • ¿Cuáles son a tu juicio, los problemas del hombre del siglo XXI? Hambruna, clima, guerras, odios raciales, poderío, falta de libertad, de fe, moralidad, valores.
  • ¿Qué te causa malestar, pesar? La pobreza, el odio, la lucha racial, la explotación del hombre por el hombre.
  • ¿Somos una parte más del engranaje del universo, una parte más de la naturaleza o estamos destinados a conquistarla? Nunca podremos vencer a la naturaleza en su totalidad, hemos llegado a controlarla, al menos eso nos hace creer ella como buena madre que es.
  • ¿Qué aportarías para cambiarlo? Unirnos en su entorno,  no oponernos a ella, es más fuerte que nosotros, un simple soplo, un temblor y volamos cual papelillos.
  • ¿El progreso y la conciencia ecológica son enemigos irreconciliables? Nosotros los hemos convertido en enemigos, no los hemos sabido “alimentar” balancear, que sean acordes.
  • ¿Crees en la igualdad de género, de raza, de religión, en la libertad de credo político? Sí creo, me han enseñado a creer en la humanidad, en la libertad, más no en el libertinaje, dos cosas distintas.
  • ¿Opinas que los derechos del ser humano son respetados? En muchas naciones no, ahí se vive la esclavitud y eso que son de la misma sangre.
  • ¿La lucha de las ONG, las campañas contra las desigualdades, los activistas por la paz, por la ecología, etc. contribuyen al cambio del estado de nuestra sociedad? Han ayudado en parte, quizás demasiado tarde nos hemos dado cuenta pero hay esperanzas y sobre todo fe en salir victoriosos. Son campañas muy costosas.
  • ¿Consideras que la unión entre artistas para proyectos creativos es beneficiosa u optas por el individualismo? Opino que se debe trabajar en conjunto, en armonía, bajo el tutelaje de una persona muy preparada en todos los sentidos. Nunca se termina de aprender, solo no se llega a ningún lado. Todos requerimos de todos en una forma o en otra.
  • ¿Qué opinas sobre sensibilizARTE? Se me hace y siempre se me ha hecho un espacio en donde existe la libertad de expresión, en donde se encuentran buenos amigos@ En donde hay críticas sanas bien dirigidas, en donde sus directivos son profesionales en la materia.
  • ¿Algo más que decirnos? 
Un ilustre desconocido.
Amo la palabra, amo decirlas, pronunciarlas, vocalizarlas, me gusta digerirlas, sentir a que saben, si amargas o dulces. Me gusta leer en voz alta, me agradan las cámaras, la T.V. hablar en público. Grabar poesías de autores famosos. Desde joven me seleccionaban en la escuela
para recitar, no había festival en que no participara. Estoy actualmente de invitado en la radio, en T.V. fui fundador del canal local. Sí, todo lo que huele a medios de comunicación me encanta.
Practico las Relaciones Públicas, la publicidad una derivación de la misma, me gusta escribir aunque no sea tan bueno con las teclas, antes se decía con las plumas. Y agradezco mucho la oportunidad que se me brinda en esta página vivo ejemplo de lo que deben ser otras.
No soy profesionista, soy completamente didáctico, empírico, la vida es la que me ha enseñado y algo los libros. Leo poesía, me gusta la pintura, la escultura, las bellas artes en general y admiro las voces bellas de los famosos cantantes no las que están rellenas de publicidad. Sino las voces bien timbradas, educadas, la canción fina en una palabra de cualquier nación. Me agrada el cante jondo, la guitarra flamenca, me saboreo un buen vino tinto y un rico trozo de queso. El puro, me gusta su aroma pero dejé por convicción el vicio del cigarrillo.
No me gusta la fiesta “brava” más respeto los gustos de los demás. Me agrada como tocan sus bandas, sus tradiciones, su alegría, más no la muerte del animal.

Soy su servidor y espero tener muchos amigos @ en estas páginas en donde se me ha abierto una puerta del tamaño de un zaguán, me paseo dentro de ella como en mi casa, disculpen por la confianza.

Muy gentiles, quedo

miércoles, 25 de agosto de 2010

Juan Antonio Pellicer

Fotógrafo y Poeta de formación autodidacta. Nacido en Cartagena (España) en 1957. Se traslada a principios de los años 80 a Madrid donde desarrollará su vida profesional, recorriendo e impregnándose por motivos de trabajo, de la vida y costumbres de las distintas regiones españolas.
Su vida ha estado marcada por el compromiso hacía los demás, especialmente en el desarrollo de actividades de Ocio y Tiempo Libre. Es director nacional de Asociaciones y Club de Tiempo Libre.
Aunque actualmente se encuentra desvinculado de dicha actividad.
Regresa a su tierra natal entrados los 90 y es ahí donde comienza a desarrollar su faceta artística,
uniendo sus dos grandes pasiones: Fotografía y Poesía.
Sus obras (fotografías y Poemas) han participado en distintas Exposiciones, tanto individuales como colectivas.
Ha participado recientemente en la Caravana Solidaria que ha recorrido parte del Gran Atlas marroquí.
Esta pendiente de la publicación de dos Libros: “Sueños del Alma” y “Mañana, otro despertar”.
Su Sueño: poder triunfar en el mundo de la Fotografía y la Poesía;
Su Meta: disfrutar mientras lo consigue;
Su Fracaso: no haberlo intentado